Los 10 bulbos más resistentes y decorativos


Warning: A non-numeric value encountered in /home/noticia0/public_html/eljardinonline.es/wp-content/themes/publisher/includes/functions.php on line 5662
21

Tulipan
La delicadeza de su aspecto no tiene que ver con los cuidados que necesita, ya
que basta con proporcionarle un suelo blando y bien drenado, espolvoreado
previamente a la colocación de los bulbos con un compuesto hormonal, para
asegurar así un crecimiento y floración óptimos en cualquier especie de tulipán.
Tras la floración es aconsejable cortar el tallo principal para dejar morir las hojas y
posteriormente sacar el bulbo.

Azucena
Hay que tener en cuenta que las raíces de azucena pueden crecer varios centímetros, por lo que si las plantamos en una maceta deberemos asegurarnos de que tengan espacio suficiente para crecer. Una vez plantada, procura que la tierra se mantenga fresca y a la sombra, y que el sol solamente les dé a las flores. El mejor sitio para colocarlas es cerca de algún árbol o debajo de algún arbusto que no sea demasiado tupido.

Crocus
Corta sus hojas después de la floración, cuando amarilleen, ya que si no lo haces así, no alimentarás suficientemente el bulbo y no florecerá al año siguiente. Puedes multiplicarlo por subdivisión de los pequeños cormos que se forman alrededor del principla, cuando se marchiten sus hojas.

Fresias
Los bulbos de fresia se deben plantar en un lugar que se encuentre preferentemente a pleno sol, sea en tierra o en macetas. Si las plantas en macetas debes trasladarlas a un lugar semisoleado cuando las plantas se han desarrollado y comienzan a emitir las varas florales. Las fresias emiten una agradable aroma.

Gladiolo
Plántalos a 6-11 cms. de profundidad, en suelos neutros o un poco ácidos con un pH que oscile entre 7 y 6,75, al igual que las anémonas, canas, dalias, lirios, sauces, tejos o violetas.

Iris
Después de que florezca, sigue regándolo con regularidad, hasta que las hojas se vuelvan amarillas. Abónalo con un fertilizante rico en potasio durante el crecimiento y vigila el exceso de agua para no pudrir el rizoma. Sitúalo en un lugar con temperaturas frescas. Corta el tallo de flor cuando acabe la floración.

Narciso
Prefieren lugares soleados, pero también aguantan la semisombra.
Los bulbos de tamaño grande debes plantarlos a unos 8-12 cm., y los pequeños a unos 6-8 cm. En el jardín, puedes plantar unas pequeñas manchas de 15 a 20 narcisos por metro cuadrado.

Anémona
Toleran desde semisombra a umbrío, con luz solar directa durante la mañana. Si hay riesgo de heladas, lo mejor es cubrirlas. Necesita un ambiente húmedo y riego frecuente aunque no abundante. Son muy resistentes a plagas y enfermedades salvo los pulgones y caracoles.

Dalia
Necesita una ubicación a pleno sol, y protegidas del viento. Si tu clima puede sufrir heladas, lo ideal es plantarlas tras estas, o bien hacerlo en macetas y trasplantarlas al jardín con la llegada del verano. Las dalias son muy sensibles al frío y pueden morir en una helada.

Jacinto
Si quieres adelantar su floración en un mes, debes mantener el bulbo en un lugar oscuro las primeras semanas, de esta sencilla forma, fomentarás el desarrollo de las raíces, limitando el de la parte aérea. Cuando las raíces esten desarrolladas, puedes trasladar el bulbo a un lugar iluminado.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More