Citricos Ornamentales


Warning: A non-numeric value encountered in /home/noticia0/public_html/eljardinonline.es/wp-content/themes/publisher/includes/functions.php on line 5662
92

Elementos centrales del jardín, los árboles ornamentales pueden ser también de pequeño porte, perfumados y con frutos comestibles.

Los árboles son un elemento esencial en el jardín, por ello hay que tener muy claro son las características de cada uno de ellos, sobre todo mirando hacia el futuro, para tener en cuenta las dimensiones que van a tomar con el paso de los años.

En esta ocasión vamos a hablar de unos árboles de pequeño porte y que son muy apreciados por su belleza, los cítricos ornamentales, que por sus hojas verdes brillantes, sus perfumadas flores y los frutos, que además de dar color, son muy apetitosos, hacen de estos árboles un elemento muy característico de nuestro jardín. Hay ciertas especies que también pueden ser cultivados en maceta y podremos usarlos para adornar nuestro patio o terraza.

A continuación vamos a describir una serie de cítricos que nos pueden dar una gran belleza a nuestro jardín o terraza.

LIMONERO
Es el cítrico de procedencia más tropical, por lo tanto es más sensible al frío.
Su emplazamiento tiene que ser en zonas cálidas, y nos ofrecerá una floración casi continua, de flores blancas muy olorosas.
Es poco indicado en zonas de ambiente salino, pero soporta suelos pobres.
Es de los árboles cítricos de mayor envergadura, por lo tanto no es muy aconsejable su uso en macetas.

LIMERO
Es un cítrico cuyo origen es Malasia, por lo tanto requiere un clima tropical, gran humedad y calor, es muy sensible al frío.
Los frutos, las limas, son similares a los limones pero de un color verdoso y muy ácidas.

El limero es un árbol con tenencia arbustiva, de una altura de 3 a 5 metros. Por su reducido tamaño, es indicado para pequeños jardines, al igual que para su uso en macetas.

NARANJOS
Es el cítrico por excelencia, muy arraigado al levante y al sur de la península.
Existen dos tipos de naranjos, el naranjo dulce, utilizado para el consumo, y el naranjo amargo cuyo uso es ornamental.

El naranjo amargo es muy decorativo, porque su perfume es más intenso que la naranja de consumo habitual, posee unas flores blancas, azahar, de penetrante perfume, hace que su floración inunde de perfume el ambiente, y unas hojas de un verde intenso.
Es un árbol con una altura de entre 6 y 8 metros, de hoja perenne, que florece entre marzo y abril.

Al igual que la inmensa mayoría de los cítricos, es un árbol de procedencia subtropical, por lo tanto necesita un alto nivel de humedad, al igual que calor. Sufre con la llegada del frío, no resisten temperaturas inferiores a 3º bajo cero.

Otros cítricos menos conocidos y que son los más idóneos para el cultivo en macetas como árboles ornamentales son:

-cumquat: un árbol pequeño, de un fruto naranja ovalado, que da pequeñas y numerosas flores.

-limequat: arbolito pequeño, con un fruto verde amarillento redondo.
Estos árboles, precisan unas concisiones ambientales muy concretas: una humedad elevada, una exposición soleada y luminosa y una temperatura suave, no resisten temperaturas inferiores a los 3ºC.

CUIDADOS DE LOS CÍTRICOS
Los cítricos, como todos los árboles, tienen que ser podados para conseguir que se formen estructuralmente de la manera adecuada, que den lo mejor de ellos en cuanto a crecimiento, floración y frutos, y que no sufran plagas.
En primavera, antes de los primeros brotes debemos eliminar ramas muertas y dañadas, además de todas las ramas que crezcan hacia el interior del árbol, y recortar para ir dando la forma redondeada propia de estos árboles.
En verano hay que ir observando que no haya ningún brote más grande que deforme la redondez del árbol.
En otoño, antes de que comience la temporada de descanso del árbol, hay que eliminar ramas viejas de manera que la copa quede bien ventilada.

Debemos conocer cuáles son las plagas más habituales para poder tanto evitarlas como solucionarlas.
-Pulgón: aparece en los brotes más tiernos de la planta. Si aparece hay que eliminar los brotes infectados, si la invasión es abundante tratar con un producto específico.
-cochinilla: en el envés de las hojas aparece una pelusilla blanca, hay que tratar rápidamente.
-piojo: se encuentran bajo las hojas, creando una protuberancia marrón donde se esconden.

-ácaros: crean una red parecida a las telas de arañas. En cuanto veamos su aparición tratar rápidamente ya que se reproducen muy rápido.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More